MEDICINA BIOREGULADORA

MEDICINA BIOREGULADORA

Se trata de una parte de la medicina respetuosa con el procesos reguladores curativos  propios y que nos ayuda a restablecer el equilibrio de nuestro organismo.

Los medicamentos bioreguladors están compuestos por principios activos naturales en  dosis muy  pequeñas que ayudan a la recuperación de nuestro cuerpo. Son eficaces, sin practicamente  efectos secundarios ni interacciones.

Se utilizan para favorecer el proceso de recuperación natural, por ejemplo en caso de estados inflamatorios, gripales, enfriados, alergias, alteraciones del sueño y estrés, vértigos, reumatismos, flora intestinal, alteraciones metabólicas, patologías infantiles, etc..

La diferencia y ventaja de estos compuestos es su seguridad, sobre todo en tratamientos de larga duración, su carencia de interacciones y de efectos secundarios.

En cualquier caso es pueden tomar junto con la medicación habitual, siempre bajo consulta médica o farmacéutica.

Justo es decir que existen numerosos estudios clínicos que avalan su acción, eficacia y seguridad mencionando especialmente los pacientes en situación de defensas bajas cómo es el caso de alergias y polimedicados.